Adopción

¿Un cambio importante?

Una serie de titulares muy alcistas llegaron a la criptocomunidad en las últimas semanas. He aquí algunos de ellos:

La gigante fintech norteamericana PayPal traerá el intercambio de criptomonedas a su gran base de usuarios, a través de Paxos Crypto Brokerage. La firma, con sede en Nueva York, se encargará de todos los aspectos regulatorios por medio de su solución de corretaje, y proveerá el suministro de criptomonedas a los usuarios de PayPal y su subsidiaria Venmo, de acuerdo con Coindesk. Al ser un custodio calificado, Paxos tiene permiso legal para resguardar activos digitales en nombre de inversionistas institucionales.

Siguiendo la misma línea, Mastercard anunció la expansión de su programa de criptomonedas, facilitando a las compañías de este sector la emisión de sus propias tarjetas de débito y crédito. La startup londinense Wirex se convirtió en la primera empresa criptográfica en obtener una membresía principal de Mastercard, permitiéndole emitir tarjetas en la red de ésta.

Poco después de ello, Visa Inc. publicó un blog post titulado “Advancing our approach to digital currency” (en español: Avanzando en nuestro enfoque a la moneda digital), en el que la compañía resaltó su trabajo con Bitcoin y los proveedores de servicios criptográficos regulados, como Coinbase y Fold.

Al día siguiente, la Oficina del Contralor de la Moneda (OCC) de EE.UU. autorizó que los bancos nacionales pudieran custodiar criptomonedas en nombre de sus clientes. La OCC también reafirmó que los bancos pudieran proveer servicios bancarios permisibles a empresas criptográficas reguladas.

Este giro en sus políticas contrasta con la postura inicial que mantenían en 2018, cuando los bancos y los gigantes de las procesadoras de pago tomaban medidas contra las criptomonedas poco después de la enorme carrera alcista de Bitcoin en 2017. Estas noticias señalan un cambio más amigable a las criptos por parte de instituciones y empresas consolidadas, en medio de la pandemia actual. Un creciente interés en las criptomonedas por parte de inversionistas en general, aunado a una incertidumbre económica global con respecto a los bancos centrales y su afán por imprimir dinero como nunca antes, podría explicar este cambio.

Cripto-mercado

El regreso de la criptomanía

Las criptomonedas se han desanclado de los índices principales de Wall Street, y Bitcoin se lanzó a conquistar los $11.000, al tiempo que Ethereum cruzó la marca de $320. Una combinación de varios factores podría haber desencadenado el aumento en el precio de varias criptomonedas principales:

No obstante, tal incremento veloz vino con un costo. Las comisiones por transacciones onchain continúan en ascenso, especialmente en redes con un tamaño de bloque limitado. Las tasas por una transacción promedio de Bitcoin escalaron hasta los $5, en tanto que las de Ethereum saltaron hasta $2 por transacción regular, y $4-5 por interacción con protocolos DeFi.

Y a pesar de que, recientemente, los mineros de Ethereum decidieron aumentar el límite de gas por bloque a 12,5 millones, ahora están votando para volver a aumentar el límite un poco más. Esto podría llevar a una centralización mayor, pero descongestionará la red por un tiempo. Esencialmente, el límite de gas determina el tamaño máximo de los nuevos bloques, y puede ser incrementado en hasta un 0.1% en cada nuevo bloque debido a restricciones de protocolos.

En otras noticias

The information in this newsletter is not intended to constitute legal, financial or investment advice and should not be construed or relied upon as such. Any opinions reflected are the opinion of the author(s) of the newsletter only and not necessarily LocalEthereum Pty Ltd. We recommend that before making any commitment of a legal or financial nature you should seek independent advice from a qualified legal, financial or investment adviser.